CDN Finanzas Personales

Muchas veces creemos que para que nos vaya bien necesitamos tener mucho dinero, o que para poder progresar y avanzar si no tengo dinero no puedo hacerlo. Aquí yace el problema de la mayoría de las personas que no avanzan financieramente, creen que si tienen dinero avanzan y si no, no lo hacen.
Las finanzas son una cuestión de carácter y mentalidad.
Lo primero que tienes que trabajar para que puedas ser prospero es tu carácter, según como sea tu carácter, pensamientos acerca del dinero así serán tus finanzas.
Cuál es el carácter de un buen administrador? Veremos algunas:

  1. Orden: Donde no hay orden no puede haber bendición. Dios es un Dios de orden, el ordenó la tierra y después puso al hombre para que la cultivara y por lo tanto prosperara. No se puede avanzar financieramente si no tengo idea donde se fue el dinero, si no hay una clasificación de gastos, si no hay un destino claro del dinero en que lo voy a gastar. No puedo simplemente tener el dinero en un cajón y sacarlo en la medida que necesite, eso es desorden, así como un Gobierno tiene partidas para cada una de las coas que tiene que hacer frente, vos debe tener partidas para cada gasto.
  2. Prudencia: Prov. 14:15, nos indica que los prudentes examinan cuidadosamente sus pasos. Que quiere decir esto? Que no puedes tomar decisiones a la ligera cuando se trata de dinero, no puedes decidir correctamente en medio de la desesperación o conflicto, debes examinar los pasos a seguir. Si estas endeudado con tarjetas, no puedes sacar un crédito para pagar otro crédito, así te seguís endeudando, le seguirás debiendo dinero pero a otro.  Para esto lo que tienes que hacer es generar más ingresos y poder pagar la deuda. Ser prudente habla de no manejarme por las emociones y circunstancias, no importa cuán adversas sean.
  3. Confiabilidad: Prov. 22:29. Habla del hombre diligente, tiene que ver con ser confiable a quien te da un trabajo para hacer… cuando vos prometes algo y no lo haces pierdes la confianza si tienes un negocio o haces un oficio y te comprometes con un cliente en hacer algo en tiempo y forma, cúmplelo. Eso te dará prestigio y progresaras en la vida. Que tu si esa si y tu no un no.
  4. Transparencia: es decir, ser transparente en el uso del dinero, decir en que se gasto, saber donde fue a parar. Inclusive cuando tenemos un determinado dinero para un destino especifico y luego lo usamos para otra cosa, eso se llama malversación de fondos, y es penado por la ley. A nivel espiritual pasa lo mismo. A veces no alcanzamos cierta prosperidad y no logramos cierto nivel porque usamos mal el dinero. Le cambiamos constantemente el destino. Eso produce inconstancia, y ella produce sequedad. Prov. 11:1 Nos habla de las balanzas adulteradas, esto es falta de transparencia y no ser justos, trae muchas consecuencias económicas.
  5. Integridad: esto son habla de no tener dobleces, de no tener doble cara, no comportarme de una manera en un lado y otra de otro. Muchas veces por querer agradar a las personas terminamos comprometiendo nuestra economía al decir que si a ciertas cosas, y también por decir que no a otras. Muchas veces vemos familias donde los padres le niegan cosas a sus hijos pero le dan ese dinero a otros… esto provoca muchos problemas y desunión en la familias. Ser integro significa que vas a utilizar tu dinero con responsabilidad, saber cuándo si y cuando no.  Prov 11:11, Dice que los íntegros hacen prosperar la ciudad. Si quieres ser prospero debes ser integro.
  6. Planificar: esta es una de las cosas que muchos seré humanos no hacen, creen vivir una día a la vez que si bien no está mal, pero necesito tener un plan detallado de lo que voy a hacer, porque cuando no hay un plan se pierde dinero y tiempo. Cuando hablamos de plan, hablamos de tener un presupuesto,  es decir la ruta de dinero, donde va a ir, hacia donde va a terminar siendo consumido. Cuando no planifico no puedo lograr nada. Se hacen muy difícil el cumplimiento de los sueños.  Prov. 21.5: “Los planes bien pensados y el arduo trabajo llevan a la prosperidad, pero los atajos tomados a la carrera conducen a la pobreza.”

Estos son algunas de las características que debes empezar a forjar en tu vida si quieres que tu vida prosperes.
La pobreza no es falta de dinero, la pobreza es una mentalidad.  Si logras cambiar tu mente y por lo tanto tu carácter serás prosperado y nunca más vivirás en pobreza.