Palabra Semanal 07

Estuvimos viendo, la semana pasada, que todas las cosas comienzan siendo muy pequeñas y si permanecen en el tiempo llegan a ser muy grandes.
Lo mismo sucede con la fe, solo que tenemos una tendencia muy marcada a esperar lograr alcanzar una gran fe para recién acercarnos a Dios.
Nunca esperemos tener una gran fe en un Dios pequeño, ya que perderemos nuestra vida y eso nunca lo alcanzaremos. Hagamos lo que dice Jesús, hoy es el día para que decidamos tener fe.
¡Hoy es el día para comenzar tu cambio, hoy es el día para levantar los ojos al cielo y pedir con todo corazón, con mucha humildad, una fe al límite!