Palabra Semanal 12

El apóstol Pablo escribió: “Sean transformados por medio de la renovación de su entendimiento y nunca se conformen con las cosas de este mundo”.
Está comprobado por medio de la medicina, la neurociencia y el estudio de las emociones que la mayoría de nuestros problemas tienen su origen en nuestras percepciones erróneas. Esto significa que vemos las cosas que nos suceden de una manera tan subjetiva que no logramos encontrar la solución a los problemas.
Por eso es muy pertinente la palara del encabezado; ya que si uno quiere cambios, tiene que estar dispuesto a cambiar.
Pablo, antes de ser apóstol, era una persona con mentalidad racional, muy humanística y cerrada. Pero cuando conoció a Jesús de manera íntima y personal fue cambiado y transformado. No tiene sentido que una vida tan corta se exprese solamente con dolores y sufrimientos.
Por eso lo invitamos a que conozca a Cristo de manera personal y llegue a experimentar una fe… al límite.