Palabra Semanal 15

Es Muy importante prestarle atención a nuestros pensamientos, ya que ellos generan emociones que luego se transforman en palabras, acciones y costumbres.
La biblia dice “Porque de la misma manera que piensa en su corazón, así es en sus actitudes”.
Por eso nunca podemos ignorar un pensamiento y permitir que nos gobierne, siempre debemos usar como filtro la palabra escrita por Dios.
El carácter se forma a partir de los pensamientos que terminan siendo hábitos. Esa es la razón por la cual necesitamos emplear tiempo en quitar de nuestra mente todo lo que nos aparta de Dios y de sus enseñanzas.
El apóstol Pablo hizo un gran énfasis en que era necesario cambiar nuestra manera de pensar porque ello nos llevaría también a cambiar nuestra manera de vivir.
Para tener un carácter desarrollado sobre la base de todo lo que es “honesto, puro y santo” debemos mantenernos con una fe… al límite.