Palabra Semanal 18

Jesús dijo: “El que a mi viene, yo no lo echo fuera”.

Si usted vino de andar en un camino de dolor, frustración y equivocaciones, puede declarar a partir de ahora “nunca más voy a repetir la historia”.

Para poder alcanzar esto necesitamos recordar que lo milagroso y sobrenatural depende del Espíritu Santo. Y que para vivirlo solamente tenemos que tomar la decisión correcta.

Dios nos dice que “no es tiempo de mirar atrás”, lo bueno está por delante y yo me he encargado de que mi ángel vaya delante de ti abriéndote camino.

Dios es inmensamente feliz cuando oímos Su voz, le obedecemos y Él puede intervenir para hacer que toda nuestra vida tenga propósito y sea gozosa.

Cuanto antes tome su decisión más rápidamente llegará a tener una fe… al límite.