Volver a Nacer

Jesús nació en un pesebre rodeado de animales y en un lugar de extrema pobreza, sin embargo este nacimiento no le impidió ser el Rey de Reyes.

Su niñez fue difícil, vivió cambiando de lugar y de casa de manera casi constante, sin embargo eso no fue un impedimento para que Él dijese: “Yo voy, pues, a prepararles lugares a ustedes para que estén conmigo y mi padre.”

En su adolescencia y juventud, Jesús perdió a su padre y es casi seguro que tuvo que hacerse cargo de su hogar. Eso no le impidió hacerse cargo del propósito de Dios para cumplir el plan de salvación.

En lo mejor de su juventud fue traicionado, enjuiciado y llevado a la cruz... Pocos instantes antes de morir sus palabras fueron: “Padre, perdónalos, no saben lo que hacen”.

Al tercer día resucitó, venció a la muerte y es el Señor de todo lo que hay, de todo lo que existe y de todo lo creado.

¿En qué etapa se encuentra usted hoy? No sé cómo ni dónde fue tu nacimiento, como pasaste tu niñez y si perdiste a uno de tus seres queridos, no sé cuántos te traicionaron. Lo que sí sé, es que en Jesús tenés el poder para cumplir tu propósito, perdonar a todos y saber que “Jesús es Navidad”.

Como sabemos, Navidad significa nacimiento, ¡Qué buen tiempo para retomar todo! Correr la carrera que nos falta y alcanzar la victoria. Él todavía está preparando ese lugar para vos.

JESÚS ES VOLVER A NACER.