Dios nos propone en este tiempo a vivir en el perfecto diseño del Espíritu Santo

Para comenzar a vivir algo nuevo siempre tenemos que sacarnos algo viejo. Mucho nos cuesta decidirnos a abandonar lo viejo. En general tiene que ver con nuestra equivocada manera de pensar. Una manera de pensar que aprendimos en el mundo.
Dios nos está dando la oportunidad de vivir como si fuéramos la primera nueva generación sobre la tierra. Toda nueva oportunidad nos permite comenzar a hacer las cosas de manera correcta. Manteniéndonos tomados de la mano de Jesús vamos a comenzar a hacer todas las cosas bien.
Un día el hombre se perdió la oportunidad de vivir en el huerto del Edén, donde todo era glorioso y maravilloso. Dios descendía todas las tardes para estar con ese ser que había creado y disfrutaba dialogar con él.

Nosotros perdimos la oportunidad de estar en el huerto, pero la oportunidad de estar en Su presencia nunca la vamos a perder.
En el nuevo tiempo de Dios podemos pensar y entender que Él nos hizo con el propósito de comunicarnos todo el tiempo con Él, y de llevar a otros el hermoso regalo del cielo que se llama Jesús.
Tenemos un hermoso llamado (no lo llame desafío) porque es un llamado santo y porque, además, nos dio un corazón de pastor.
Aprovechemos esta oportunidad y dispongamos nuestro tiempo para gozar de Su presencia.
¡Es un buen día para comenzar!

Edgardo y Mabel Mancini Monti
Pastores