Vivir por Fe

La mayoría de los seres humanos nos movemos en un solo nivel del conocimiento y el de las cosas que aprendimos.
Pero hay un nivel más alto, más grande, mayor. Es un nivel sobrenatural, es el nivel de la fe.
La fe no es un sentimiento, tampoco una emoción. La fe no tiene que ver con la forma en que me siento en este día, la fe no se mide por la sensación térmica.
La fe es un regalo que Dios me dio cuando recibí a Jesús en mi corazón. La fe es algo grande, profundo, glorioso y maravilloso. La fe es un regalo sobrenatural del cielo.
La fe es una columna donde apoyo mi vida todos los días.
Jesús dijo: “En el mundo tendrá aflicción”, esto significa que habrá dolores y enfermedades, que viviré cosas que nunca lograré entender.

Pero Jesús luego dijo: “Confíen, Yo he vencido al mundo”.
Por la fe sé que esto es cierto, por esa misma fe confío en Dios que es mi vencedor, Él es el único victorioso de toda la historia.
A través de la fe, yo se que Él va delante de esta carrera llamada vida, y por esa misma fe yo estoy anotado en su lista de ganadores.
Estamos viviendo un maravilloso tiempo y probablemente seamos la generación que ve el glorioso retorno de Jesucristo a la tierra.
Estamos en el libro de los héroes de este tiempo, porque hemos decidido andar por fe y no por vista.
Edgardo y Mabel Mancini Monti
Pastores