El Poder Del Perdón

“…reconciliate primero con tu hermano y después veni a presentar tu ofrenda…”

El poder del perdón es una de las cosas más poderosas que Dios nos dio a sus hijos.
Los cristianos somos las únicas personas a las cuales Dios les ha perdonado todo lo que confesamos y también abandonamos. Para no volver a hacerlo más.
El perdón de Dios es total, es absoluto y también el perdón es instantáneo.
El centro del corazón de un hijo de Dios, siempre es ser igual a Jesús. No tenemos otro modelo, el único es Jesucristo.
Entendiendo todo lo que venimos desarrollando y teniendo un corazón agradecido, nosotros también vamos a decidir perdonarles todo a todos.

El perdón es nuestra prioridad. El perdón es lo único que nos devuelve todo lo que hemos perdido. El perdón es lo único que sana todos nuestros dolores interiores. El perdón es lo único que te vuelve a poner en carrera. El perdón es lo único que restaura lo profundo, lo interno, y aun  lo que está dañado dentro de nuestra mente.
Jesús comienza su ministerio y en el sermón del monte nos enseña a perdonar. Para  explicarlo de una manera sencilla Jesús pone en un  mismo nivel, perdonar y ofrendar. Antes de morir nuestro Señor Jesús expresó con amor lo siguiente: “… padre perdónalos porque no saben lo que hacen…” y después entrego su vida como ofrenda por nuestros pecados.
Si el perdón y la ofrenda comienzan a ser parte de nuestra vida, no se preocupe si no entiende algunas otras cosas.  Porque lo habrá entendido todo. Preparemos nuestra vida para perdonarles todo a todos.