Evangelismo Sobrenatural Bajo La Autoridad Espiritual

Pre Prédica
Agradecer tiene que ver con tu mentalidad, con la forma en la que te criaron. Se trata de algo que quizás nunca nos enseñaron, por lo tanto nos cuesta entender.
Creemos que porque Dios cambió nuestro destino no necesitamos renovar nuestra mente y cambiar nuestra manera de pensar. Debemos tomar la decisión de aprender a dar gracias.
El gran problema de no ser agradecido es perderse bendición en gran cantidad.

Prédica
"Evangelismo Sobrenatural bajo la Autoridad Espiritual"
El crecimiento es multitudinario, el avivamiento es sobrenatural.

Hechos 9
En el evangelismo sobrenatural se le muestra a la persona el poder de Dios en todas sus facetas y se le acerca una palabra profética. Esa palabra viene de conocer Dios, y El es quien nos habla acerca de la persona que debe recibir esa palabra.
Cada aspecto del plano natural tuvo y tiene su origen en el plano espiritual y sobrenatural.
Hechos 9:1
Este pasaje nos habla de un hombre que conocía y respetaba muy bien la autoridad terrenal, pero aun no conocía la autoridad espiritual.
Saulo fue el gran apóstol Pablo, pero tuvo una vida antes de Dios, como todos nosotros.
El estaba del "bando contrario", perseguía y mataba a los discípulos de Cristo; el respiraba amenazas y muerte.
Nosotros, como raza humana, comenzamos a respirar en Génesis 2:7. En ese momento, mediante el soplido de Dios, comenzamos a ser seres vivientes, con la capacidad de respirar de dos formas diferentes: de todo lo que es bueno, agradable y perfecto; o de amenazas y muerte, como Saulo.
¿Qué respiras?
Cuando ejercitamos nuestra voluntad mediante la manifestación de nuestros deseos, de crear lo que creemos, generamos ambientes espirituales en torno a nuestras vidas. ¿Estamos creando ambientes de amenazas y muerte o de bendición? ¿De qué ambientes estamos respirando?
El desafío radica en generar el hábito de dejar echar la culpa a terceros, de hacernos responsables de los ambientes que creamos y en los cuales nos permitimos respirar.

Hechos 9:2
Pablo aun no había nacido, aun era Saulo y su deseo de seguir matando cristianos era tan grande que Jerusalén comenzó a quedarle chica y quiso extenderse a otros territorios. Saulo hace todo al revés, según antidiseños; pero Pablo vive conforme a los diseños de Dios: el busca ganar para Cristo cada territorio, extendiéndose a los siguientes.
A pesar de que sus actos eran incorrectos, Saulo comprendía muy bien el principio de autoridad, consultando todo al sumo sacerdote. El entiende que no puede continuar con la persecución de cristianos sin contar con el permiso del sumo sacerdote.
Nuestro desafío es hacer lo correcto, en el tiempo correcto y bajo la autoridad correcta.
Saulo tenía en claro casi todo... menos la razón por la cual vivía. El era maravilloso como hombre para imitar, más allá de su elección incorrecta. Es decir, hacía las cosas bien pero en el mal camino.
El entendía todos los principios de autoridad espiritual; lo único que él necesitaba era un encuentro con el camino correcto.
Saulo, en su completa locura, tiene pleno entendimiento de la autoridad espiritual.

Hechos 9:3
Aquí Saulo ya había accedido a una extensión para seguir matando cristianos de otros pueblos.
Pero Cristo se le presenta de manera personal; Dios se levanta a hacer justicia, como quiere hacerla en este tiempo en tu vida. El se presenta como un resplandor ante el cual es imposible mantenerse en pie, porque El es Luz.

Hechos 9:4
Saulo inmediatamente reconoce la autoridad de Cristo y cae rendido. Cristo va en cada uno de nosotros, cada adversidad que perseguía nuestras vidas tiene que caer rendida. Cristo no le cuestiona a Saulo "¿Por qué persigues a mi Iglesia?", sino que El cuestiona "¿Por qué me persigues?". Cristo sale en nuestra defensa, porque el recibe cada ofensa que sentimos contrarias a nuestras vidas. Hechos 9:5-9
Saulo está por primera vez en muchos años en un estado de gran confusión. El se encuentra en el peor momento de su vida... aquel momento que se convertiría en el mejor. Así sucede en nuestras vidas. Cristo sale a nuestro encuentro en aquel momento en el cual nos sentimos en el abismo más profundo, pero que se convertirá en el mejor momento, para Su Gloria. Porque es allí, en el abismo, que reconocemos nuestra profunda necesidad del Dios vivo.

Jesús hoy manifiesta acerca de los "Saulo" en tu vida:
- Permitime que yo me encargue, porque no es a vos a quien lastimaron, es a mi. Cuando te persiguen a vos, me persiguen a mí, y yo no lo voy a permitir. Yo fui a la Cruz por vos y esa Cruz toma valor en tu vida a partir del día en el cual decidís recibirme en tu corazón. Yo me levanto por vos, ¡me levanto hoy a defenderte y pelear por tu vida!
Esa verdad deber ser revelada en nuestras vidas. El debe "hacerse mio" en la vida de cada uno de nosotros, te invitamos a que te apropies del poder de la Cruz e invites a Jesús a ser tu Señor y Salvador.

En evangelio debe ser predicado de ésta manera, con manifestaciones del poder y de la intervención de Cristo en nuestras vidas.

Para comunicarte con el Ministerio Un Lugar Para el Encuentro con Jesús y conocer más sobre nuestras actividades te invitamos a que ingreses a nuestra nueva web en www.unlugar.org o escribanos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

DSCN9316
DSCN9317
DSCN9322
DSCN9324
DSCN9325
DSCN9335
DSCN9339
DSCN9347
DSCN9349
DSCN9357
DSCN9362
DSCN9368
DSCN9374
DSCN9394
DSCN9420
DSCN9422
DSCN9430
DSCN9432
DSCN9436
DSCN9440
DSCN9447
DSC 8165
DSC 8169
DSC 8187
DSC 8193
DSC 8200
DSC 8210
DSC 8220

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3