Jesús, Acuérdate de Mí

Este domingo conmemoramos las Pascuas y recordamos la obra de amor de Jesús en la cruz con una reunión poderosa donde fuimos tocados por Dios, celebramos la Santa Cena, escuchamos testimonios que nos desafiaron en la fe y el Taller de teatro realizaron una presentación que plasmó  la tarea que el Hijo de Dios al ocupar nuestro lugar y morir por nuestros pecados.
El pastor Edgardo Mancini Monti fue el encargado de traer la palabra en esta reunión y se llamó “Jesús, acuérdate de mí” donde a través de la crucifixión de Jesús dos personas que estaban a su lado tuvieron la misma posibilidad de alcanzar la salvación, pero sólo uno entendió el momento que estaban viviendo. Una Cruz dividió la historia. Muchos decidieron creerle. Otros, no. Reconocé a Dios y arrepentite. Sé de los que creen.
Te invitamos a revivir los principios vertidos en esta reunión. 

San Lucas 23:32-43
JESÚS ESTABA MURIENDO POR NOSOTROS – Él era inocente, pero estaba cumpliendo un principio, que desde Génesis, lo viene cumpliendo.
Génesis 1:1-4.
GÉNESIS es un libro que marca el comienzo y plasma lo que Dios hizo para que nosotros tengamos todo lo necesario para que vivamos una vida correcta.

  • DEBEMOS SEPARARNOS DE LAS TINIEBLAS PARA VIVIR UNA VIDA EN LA LUZ – Génesis 1:1-4 – Dios aborrece a las tinieblas.
  • JESUCRISTO LLAMA A AREPENTIRSE – Jesús cuando habló de arrepentimiento hizo lo mismo que Génesis 1, que es dejar las tinieblas y pasar a la luz. Dios nos da el poder, a través de Jesús, para reconciliar a la gente con Él. Jesucristo por tres años recorre este Ministerio de arrepentimiento llevando a la gente a restaurar la relación con el Padre.

La CRUZ es la concreción de todo lo que Dios tiene preparado para nosotros, es donde se muestra el amor de Dios de manera tangible y donde se cumple la promesa de Dios.
En la Cruz hay dos opciones:

  • LA SALVACIÓN
  • LA CONDENA

Lo que nosotros decidamos es lo que defina como nos irá en lo que hagamos y como será nuestro final. En la Cruz es el cierre de lo que Dios comenzó en Génesis. Lo que empezó el Padre es terminado por Jesús.
A la Cruz no lo llevan a Jesús la organización política y religiosa de la época, sino que lo lleva Dios cumpliendo el propósito de amor para con nosotros. Sólo lo hizo por amor. El corazón de Jesús explotó por amor por nosotros.
HAY DOS MALHECHORES AL LADO DE JESÚS porque significaba que había dos caminos para elegir. El mundo se divide en los que deciden creer y los que no. Jesús partió la historia en dos: antes de Él y después de Él.
Vs. 34 - PERDÓNALOS, NO SABEN LO QUE ESTÁN HACIENDO – Una de las cosas que genera el pecado es locura. La gente estaba enloquecida mientras crucificaban a Jesús. El diablo creía que había ganado, pero como siempre se equivoca, esta no es la excepción.  Dios los perdonó.
JESÚS CUMPLIÓ SU PROPÓSITO HASTA LA MUERTE – En la cruz, Jesús siguió predicándole a los que tenían cerca. Él entendía el concepto del Plan de Invasión del Amor de Dios.
Uno de los malhechores decidió elegir el festejo de la gente que celebraba la muerte de Jesús, pero el otro se dio cuenta que tenía la salvación al lado y optó por ella. El último hizo tres cosas que debemos hacer siempre como hijos de Dios:

  • RECONOCIÓ A DIOS EN JESÚS – Vs. 40 – Reconoció a Jesús como su salvador. Tiene conciencia que Dios envío
  • SE ARREPINTIÓ – Vs. 41 – Se reconoce como pecador y entiende sus hechos (que lo levaron a la cruz). Se arrepiente de eso.
  • RECIBIÓ A JESÚS EN SU CORAZÓN – Vs. 42 – Le pide a Jesús que se acuerde de Él

El Reino no se entrega, no se negocia. Jesús de un lado tenía tinieblas y del otro la salvación. La cruz expone mi corazón: no hay lugar para ocultar. Él estaba en el medio porque quería mostrar cómo son las cosas: Luz o tinieblas.
Vs. 43 – JESÚS ESTA MURIENDO, PERO ÉL ESTA SALVANDO – Dios murió para salvarnos, sanarnos, bendecirnos y estar en nosotros siempre.

“Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que viene a mí, de ningún modo lo echaré fuera”.
San Juan 6:37.

Dios nos dice que si nos acercamos a Él iremos a Él y nunca nos echará. La Cruz representa dos modelos y realidades. La decisión es del hombre Dios no condena, sino que es el hombre que decide ser condena.

“Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas”.
San Juan 3:19.

TENEMOS QUE VER LOS PROBLEMAS CON NUESTROS OJOS, SINO CON LOS OJOS DEL CIELO. TENEMOS QUE VER LOS PROBLEMAS CON LOS OJOS DE DIOS.

Tenemos que ver las situaciones con los ojos de la fe. El malhechor no ve la muerte sino que ve la vida a través de Jesucristo. La muerte no prevalece cuando buscamos a Jesús. Jesús cambia cualquier diagnóstico negativo, porque en Él la muerte fue vencida.

NO HAY TUMBA DE JESÚS.
ESTÁ SU TRONO PORQUE ÉL VIVE.
ÉL RESUCITÓ.

Vs. 44 – EL DIABLO JAMÁS TENDRÁ LA VICTORIA – El diablo pensó que obtenía la victoria y que las tinieblas prevalecerían, pero Jesús se arrepintió y cumplió la palabra de Génesis 1:4. Finalmente, la muerte de Jesús separó definitivamente la luz de las tinieblas.

El cuadro de esta historia presenta dos situaciones donde la muerte de Jesús expone al ser humano a decidir por las tinieblas o elegir la salvación. Esto lo hizo posible la muerte de Jesús en la cruz que disipó las tinieblas en nuestra vida. Elegí siempre arrepentirte y vivir la vida plena que Jesús nos brindó en la Cruz.

13
14
15
16
17
18
19
2
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
3
30
31
32
33
34
35
36
37
4
5
6
7
8
9

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3