Sanidad Del Alma Herida

Hermosa reunión tuvimos este domingo en La Catedral de los Milagros donde Dios nos está llevando a un tiempo de sanidad en nuestra alma. Este culto fue especial, no solo por los testimonios de sanidad que escuchamos y porque fue posterior a la poderosa convención que tuvimos, sino porque celebramos los 28 años del Ministerio. Estamos muy gozosos por todos estos años donde vimos la mano de Dios en cada momento y sentimos Su presencia a través de los años.

El mensaje se llamó “Sanidad del alma herida” y fue predicada por el pastor Edgardo Mancini Monti. Te invitamos que puedas repasar algunos principios para que puedas experimentar el maravilloso milagro de la sanidad interior.
Aquéllos arrestaron a Jesús y lo llevaron a la casa del sumo sacerdote. Pedro lo seguía de lejos.
En medio del patio encendieron una fogata, y se sentaron alrededor de ella. También Pedro se sentó entre ellos.
San Lucas 22:54-55.

HAY QUE ESTAR CERCA DE JESÚS – Tenemos que estar cerca del Señor para saber qué es lo que dice y quiere para nosotros. Si yo sigo de lejos a Jesús corro el riesgo de volver a hacer lo que hacía antes.
Cuando ya estaba amaneciendo, Jesús se presentó en la playa; pero los discípulos no se dieron cuenta de que era Jesús.
Y él les dijo: «Hijitos, ¿tienen algo de comer?» Le respondieron: «No».
Él les dijo: «Echen la red a la derecha de la barca, y hallarán.» Ellos echaron la red, y eran tantos los pescados que ya no la podían sacar.
Entonces el discípulo a quien Jesús amaba le dijo a Pedro: « ¡Es el Señor!» Y cuando Simón Pedro oyó que era el Señor, se puso la ropa (porque se había despojado de ella) y se echó al mar.
Los otros discípulos vinieron con la barca, arrastrando la red llena de pescados, pues estaban como a noventa metros de la orilla.
Al descender a tierra, vieron brasas puestas, un pescado encima de ellas, y pan.
San Juan 21:4-9.

DIOS QUIERE SANAR LAS HERIDAS DE NUESTRA VIDA – Estas vienen por traumas o situaciones que nos marcaron. Todas las cosas que nosotros hacemos dejan huellas, ya que nuestro cerebro está preparado para eso. Pero Jesús  no solo vino a liberarnos, sino también a sanarnos de esos traumas. Para ser sano de mis heridas es necesario que el Espíritu Santo me lleve al mismo momento donde pasé lo que me traumó.
EL CEREBRO GUARDA EL RECUERDO DE LA SANIDAD NO DE LO QUE ME LASTIMÓ.
CUANDO EL RECUERDO QUE TENGO ES EL TRAUMA LO PUEDE UTILIZAR MI CEREBRO Y EL DIABLO, PERO CUANDO RECUERDO LA SANIDAD SOLO DIOS PUEDE USARME.
NO GUARDEMOS RECUERDOS DOLOROSOS EN NUESTRA MENTE PORQUE JESÚS SE LOS LLEVA EN UN MILAGRO LLAMADO SANIDAD INTERIOR.
NO HAY QUE PERMITIRLE AL DIABLO QUE USE LO QUE GUARDO – Tenemos que confesar y entregar todos nuestros pecados ocultos para que el diablo no pueda usar en nuestra contra.
JESÚS VUELVE PARA PONER ORDEN - PEDRO ESTABA ESCONDIENDO SU VERGÜENZA – Pedro se encontró con Jesús de la misma manera que lo había visto por primera vez. Cuando nos alejamos de Jesús volvemos a nuestro estado de comienzo. Jesús nos vuelve a encontrar para poner todo en orden en nuestra vida.
A JESÚS NO LE GUSTA SI LO AMAMOS Y NO HACEMOS NADA POR LA GENTE, A ÉL LE GUSTA QUE LO AMEMOS AMANDO A LA GENTE QUE LO NECESITA.
JESÚS SIEMPRE VA AL CORAZÓN DE TODO – Es importante que reiteremos que amamos a Jesús porque el cerebro necesita reafirmar ese sentimiento. Jesús se tenía que asegurar que Pedro pudiera seguir con Su obra, pero debía sanarlo. Jesús no le reclama nada, sólo lo prepara para Su tarea maravillosa. Pedro tenía que ser sano para que no cometiera los mismos errores.
SI NO SOMOS SANOS VAMOS A SEGUIR COMETIENDO LOS MISMOS ERRORES.
PARA DARME LIBERTAD DIOS ME DIO LA LIBERTAD PARA QUE ELIJA. LA SANIDAD ES MI ELECCIÓN.
Jesús le fue a dar su corazón a Pedro para sanarlo, por eso lo hizo repetir que lo amaba. Pedro tenía la necesidad de saber que Jesús lo sanaba.
PEDRO VUELVE AL LUGAR DE SU DOLOR– Pedro, la primera vez, lloró amargamente y, la segunda oportunidad, se entristeció. La tristeza y la amargura son hermana. Jesús lo lleva a Pedro a la misma situación donde le falló para que pueda ser sano de su herida. La herida de Pedro entró por la incredulidad, pero Jesús lo llevó al lugar de la fe para que sea sano.
HAY COSAS QUE NOS DUELEN, PERO ES MEJOR ESCUCHAR ALGO QUE NO NOS GUSTA Y SER SANO A VIVIR UNA VIDA EQUIVOCÁNDONOS Y DESPERDICIAR NUESTRA VIDA.
TEMOS DOS COSAS EN COMÚN CON PEDRO:

  • EN PEDRO ESTÁ LA FIGURA DEL HOMBRE DE SERVIR A JESÚS SIEMPRE.
  • EN PEDRO ESTÁ TAMBIÉN, EL HOMBRE QUE CONFÍA EN SUS FUERZAS.

JESÚS LE HIZO DECLARAR TRES VECES A PEDRO QUE LO AMABA PARA QUE LE QUEDE CLARO AL ENEMIGO.

PEDRO PUEDO PARARSE, LUEGO DE PENTECOSTÉS, UNGIDO Y EN PODER A PREDICARLE A LA GENTE PORQUE FUE SANO POR JESÚS QUE LO SABE TODO.

DIOS VINO A RESTAURAR CUATRO COSAS EN NUESTRA VIDA:

  1. EL DISEÑO ORIGINAL - Cristo restauró el diseño original de Dios que es de amor, perdón, seguridad y atentos a lo que le pasa al resto de las personas.
  2. EL ALMA HERIDA – Nunca termina de cicatrizar. Cuando las heridas no se sanan en nuestra vida terminamos transformándonos en personas amargas.
  3. TODOS NUESTROS ERRORES – Todas las veces que lo negamos a Jesús y nuestros pecados. Él se lleva nuestros errores y nos deja limpios.
  4. EL PROPÓSITO POR EL CUAL VIVIMOS – Hasta que no se cumpla nuestro propósito Dios no nos va a dejar. El propósito es previo a nuestra vida, por eso va más allá de nuestra vida.

 
Dios nos quiere sanarnos para que “apacentemos” sus ovejas. Dios reafirma nuestro llamado en este día.

¡Te bendecimos!

Para comunicarte con el Ministerio Un Lugar Para el Encuentro con Jesús y conocer más sobre nuestras actividades te invitamos a que ingreses a nuestra nueva web en www.unlugar.org o escribanos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Andrea
Catalina
Cecilia
Graciela
Maira
Maria
Santiago
Silvia
Susana

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3