Conquistando La Sanidad

Jesús se llevó nuestras enfermedades y dolencias. No le creas a tus circunstancias, porque éstas pretenden mantenerte en cautividad. Cuando Jesús trae sanidad a tu vida, la enfermedad no puede volver.

Mateo 8:17 La sanidad es el poder de Dios manifestado. El Espíritu Santo trae vida a cada área de tu cuerpo. Cuando reconocemos Jesús en primer lugar, conocemos la sanidad espiritual. Allí es también donde comienza nuestra sanidad física. La muerte de Jesús no solo significa la sanidad en nuestra alma (salvación), sino también la sanidad en nuestro cuerpo. Nunca fue el propósito de Dios que vivamos con dolencias. Cuando te encontrás con la Cruz, tu vida tiene que dar un vuelco. La vida cristiana no es amarga ni te presenta una lista de prohibiciones. La vida en Cristo es dulce, es conocer diariamente a un Dios de amor que nos guía y aconseja.

Quizás estés pasando situaciones difíciles, pero esas batallas son previas al milagro que Dios quiere hacer en tu vida. No dudes ni te desanimes, tu victoria está cerca! La palabra de Dios anuncia su poder! El Cristo que sanó al enfermo y resucitó de entre los muertos, es el mismo que hoy quiere bendecir tu vida!

¡¡Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos!!

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3