Dame Tu Mejor Amor

Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.
San Juan 21:15-17

ESTAMOS EN TIEMPOS DE INVASIÓN DEL AMOR DE DIOS – Tenemos que examinarnos, hacer el ejercicio de ponernos en el lugar de Pedro y quedar expuestos delante de Jesús: ¿Lo amamos realmente?

LA PALABRA AMOR, EN EL IDIOMA GRIEGO, SE DICE DE CUATRO MANERAS DISTINTAS:

  1. PHILIO O PHILEO -  Amistad o afecto. Es un amor distinto, que tiene que ver con amistad, camarería, lealtad o afecto.

 

  1. STORGE – Tiene que ver con el amor entre los parientes y la familia.
  1. EROS – En el original, es el amor entre un hombre y una mujer a través del sexo dentro del matrimonio.

 

  1. ÁGAPE – No es un amor emotivo, ni sentimental, ni tiene que ver con lo que nos pasa. Es un amor desconocido para el ser humano y es el poder de amar sin esperar nada a cambio ni una recompensa.

LA IGLESIA DEBE TENER AMOR ÁGAPE – Debemos llenarnos de este amor para realizar la tarea que Dios nos encomendó.

EL AMOR ÁGAPE:

  • Es el que se sacrifica por el otro.
  • Es el amor que Dios tiene para cada uno de nosotros.
  • Dios nos ama con amor ágape y no espera que lo amemos para amarnos, sino que sacrifica todo por nosotros sin esperar nada a cambio.
  • Solo lo podemos tener si somos llenos del Espíritu Santo.
  • Es el que cambia y transforma a la persona.

 

NO DEBEMOS MENOSPRECIAR EL SIGNIFICADO DE LA PALABRA AMOR - No podemos amar un objeto y luego utilizar la misma palabra para decir que amamos a nuestros seres queridos. Es importante que le demos el verdadero valor a la palabra AMOR en cada una de sus acepciones. 

¿TENEMOS AMOR ÁGAPE POR JESÚS? – ¿Daríamos la vida por Jesús o solo llevamos una relación de amistad con el Señor? Pedro le respondía a Jesús con amor “phileo”, no con amor “ágape”. Pedro no podía responderle con “otro mejor amor” porque no conocía el “amor ágape” (Todavía no había venido el Espíritu Santo). Por eso, al ver las respuestas de Pedro, Jesús se adapta a eso y, en la tercera vez, le pregunta si lo ama con amor phileo (El Espíritu Santo viene en Hechos 1 y 2).  Si no está presente el Espíritu Santo no puede haber amor ágape. Jesús necesita saber si lo amamos con amor ágape porque va a entregarnos Su mayor tesoro, las almas. Él nos dejó a cargo de Su iglesia.

EL AMOR ÁGAPE ES EL QUE CAMBIA Y TRANSFORMA LA VIDA DE LAS PERSONAS, ES EL QUE TIENE QUE TENER LA IGLESIA Y ES EL QUE NOS VA A LLEVAR AL CIELO.

Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos.
San Juan 21:15

JESÚS LE DEJA UNA TAREA A PEDRO – Jesús le dejó a Pedro Su mayor tesoro que era la Iglesia para que la pastoree. Le deja una tarea específica. Es la misma tarea que nos deja a cada uno de nosotros, de hacernos cargo de Su Iglesia.

JESÚS DEJA EN CLARO QUE LAS ALMAS SON SUYAS - Las ovejas, los corderos y las almas pertenecen siempre a Cristo. Tenemos que morir al egoísmo y al ser posesivos. Las almas son de Jesús, quién murió por ellas, pero Él nos ama tanto que nos permitió la posibilidad de guiarlas, multiplicarlas, pastorearlas, etc.

JESÚS EN LAS TRES PREGUNTAS, LUEGO DE LAS RESPUESTAS DE PEDRO, NO DICE LO MISMO Y MARCA TRES NIVELES DE MINISTRACIÓN, ENSEÑANZA Y CUIDADO DE LAS ALMAS:

  1. APACIENTA MIS CORDEROS – San Juan 21:15 - Apacentar es pastorear y darle de comer a los corderos, criarlos y protegerlos. Es encargarse de ellos, buscar los mejores pastos. Es la tarea que hago cuando gano almas, por eso los llevo a lugares santos. Los corderos son las personas que recién recibieron a Cristo, que fueron ganados en Plan Invasión, que tuvieron un encuentro con Jesús y, aún, viven de una manera incorrecta, por eso deben ser explicados y guiados con amor. Es dar protección a los recién nacidos.

 

LA DIFERENCIA ENTRE CORDERO Y OVEJA ESTA EN LA MADUREZ – El cordero es la oveja que no cumplió un año, después de esa fecha pasa a ser oveja. El alimento y cuidado es distinto en ambas etapas. El cordero solo come pasto porque no tiene dientes, después del año su alimentación cambia. Los corderos son los cristianos que todavía están para seguir tomando leche espiritual y, simplemente, tenemos que amarlos.

  1. PASTOREA MIS OVEJAS – San Juan 21:16 - Pastorear es una tarea más compleja, completa y hermosa. Es mostrar el camino a las almas que Dios nos encomendó como una bendición. Es mostrar el camino para que las ovejas sean imitadoras de Cristo y, además, ser una guía para quienes se están afirmando en el camino de Cristo. Es pastorear, cuidar, guiar y amar a las ovejas.

 

  1. APACIENTA MIS OVEJAS – San Juan 21:17 – Apacentar es llevar paz y descanso a los discípulos.

LA ÚNICA PREOCUPACIÓN DE JESÚS SON LAS ALMAS.

JESÚS UTILIZÓ SUS ÚLTIMOS INSTANTES EN LA TIERRA PARA ENSEÑAR SOBRE EL AMOR ÁGAPE -
Dios quiere que lo amemos con amor ágape porque Su mayor preocupación son las almas. Tenemos que entender que hay un amor superior que es el amor ágape y necesitamos al Espíritu Santo para entrar en este amor.

MI LLAMADO ES SER PASTOR DE OVEJAS.

PEDRO FALLÓ, PERO, AÚN ASÍ, JESÚS LE CONFIÓ EL CUIDADO DE LAS ALMAS – Dios ministró y enseñó a Pedro sobre el amor ágape, porque iba a ser la persona que iba a pastorear la Iglesia. Más allá de nuestras fallas, Dios nos llama a tomar el compromiso de apacentar y pastorear las almas, a medida que nuestra vida continúa siendo transformada. Pedro era valiente e iba al frente, pero confiaba en sus fuerzas, era inconstante, era manejado por sus temperamentos; por esta razón Jesús lo ministra y lo prepara para la tarea.

MI LLAMADO ES SER PASTOR DE OVEJAS.

Fuimos llamados a ser pastores de ovejas y a ejercer el amor ágape por todos aquellos que continúan perdidos. Jesús anhela que Su Iglesia ame a las almas y las alimente. Quiere que nos perdonemos todo, todos y todo el tiempo siempre. El amor ágape tiene que ser el amor normal que practiquemos a diario.

Cuando Jesús nos pregunte si lo amamos con AMOR ÁGAPE está esperando dos respuestas de parte nuestra: SI y TE AMO CON AMOR ÁGAPE. Él nos dirá: “Tengo almas que necesito que pastorees, porque sos la mejor persona para hacerlo”.

Seamos eso pastores de almas y practiquemos el amor ágape.

DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3