Se Cumple Toda La Palabra De Dios Recibida

30 ANIVERSARIO

ES TIEMPO DE TOMAR LO QUE DIOS NOS HA DADO Y EMPEZAR A GANAR ALMAS – Todos tenemos que ganar almas porque llegó el tiempo de trabajar en lo que Dios nos mandó.

Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.
Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.
Génesis 15:5-6

VIENE UN HIJO – Esto significa que viene crecimiento y multiplicación. En esto hay un legado, una herencia y multiplicación de familias.

COMO LAS ESTRELLAS ASÍ SERÁ NUESTRA DESCENDENCIA.

TENEMOS QUE SALIR DE NUESTRA TIENDA PARA VER LO QUE DIOS TIENE PREPARADO – Dios llamó a Abraham y los sacó de su tienda para mostrarle algo en una magnitud sobrenatural.

TENEMOS QUE VER OTRA REALIDAD – Cuando Dios nos llama a salir de nuestro sitio es porque Dios nos quiere mostrar algo grande y sobrenatural.

LA CARPA ES NUESTRO LUGAR DE TRANQUILIDAD – Tenemos que salir de lo que nos sienta cómodo y que no nos permite ser sensibles a la voz de Dios. La carpa hace que nosotros no avancemos. Todos nos ponemos cómodos, aún los más inquietos.

No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
Romanos 12:2

LA CARPA ES UN LÍMITE – Dios nos quiere sacar de nuestros límites para llevarnos a otro nivel y pasar a otros límites, para superarlos nuevamente. Tenemos que salir de todo lo que nos impide escuchar y mirar como Dios quiere, porque si no corremos peligro de no ver todo lo que Dios tiene para mostrarnos.

LA TIENDA TIENE QUE VER CON LO QUE HAY EN NUESTRA MENTE – Abraham tiene una promesa de Dios y nunca se había hecho realidad. Abraham había sido obediente a Dios y había dejado su tierra.

Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
Génesis 12:2

TENEMOS QUE SER CONSTANTES EN NUESTRA ORACIÓN Y PERMANECER – A pesar del tiempo de espera y las dudas, Abram fue fiel a Dios. Por esta razón, tenemos que renovar nuestros pensamientos constantemente y seguir adelante. Debemos seguir adelante hasta llegar a la meta que es nuestra corona en los cielos. Pasan casi 30 años desde la promesa y la respuesta no llega para Abraham. Si no renovamos nuestra mente somos susceptibles a los engaños del enemigo. Necesitamos aprender a seguir adelante porque hacia el final de la meta nos espera nuestra corona.

DIOS NECESITA HACERNOS INCAPACES – Tenemos que ser honestos y reconocer que muchas veces hacemos cosas en nuestras fuerzas que al final nos frustran; por eso debemos buscar al Espíritu Santo para hacer la obras. Dios lo lleva a Abram a un tiempo donde no le queda otra que reconocer la necesidad de Dios.

EL DIABLO QUIERE QUE NOS OLVIDEMOS DE LAS PROMESAS DE DIOS – El diablo junto al paso del tiempo hace que nos olvidemos las palabras y las promesas que nos dieron, pero debemos saber que el llamado del Señor sigue intacto.

DIOS NOS LLEVA DE NUEVO AL DISEÑO ORIGINAL - Dios quiere hacer con nosotros lo mismo que hizo con Abram. Cuando volvemos al diseño original perdemos de vista nuestras limitaciones. Cuando Dios nos lleva al diseño original nos recuerda que somos eternos. El Espíritu Santo nos recuerda nuestro diseño original y, a través de Dios, comienza a preparar una generación de Abraham que se extenderá hasta que Cristo vuelva.

NO NOS REFUGIEMOS EN NUESTRO PASADO -  Antes de nuestro pasado y antes de nuestro nacimiento Dios nos dio un propósito. Desde antes del comienzo Dios sabía todas las cosas, pero aun sabiéndolas nos eligió y, aun conociendo nuestras limitaciones, nos llamó. No debemos refugiarnos en nuestro pasado ni utilizarlo como una excusa para no avanzar porque Dios nos llamó a salir de la carpa y ver la multitud de bendiciones que Él nos dará.

COMO LA CANTIDAD DE ESTRELLAS SERÁ LO QUE VENDRÁ PARA NOSOTROS.

DIOS NECESITA LLEVARNOS A NUESTRO PUNTO DE PARTIDA – Ahora llegó el tiempo de lo que era promesa se transforme en realidad.

ESTAMOS EN TIEMPOS DE DEFINICIÓN – Tenemos que tomar decisiones correctas y consistentes en el tiempo, porque Dios va a reordenar todo en nuestra vida. Las cosas importantes se nos olvidan porque las situaciones del día a día nos distraen. Tenemos que dejar de ocuparnos de lo urgente para hacer los transcendentes. Lo único transcendente en estar en santidad, obedecer a Cristo y ganar almas.

LA CIRCUNSTANCIAS HACEN QUE NOS OLVIDEMOS DE NUESTRO LLAMADO PRIMARIO – Dios nos está llevando a nuestro llamado primario que hizo que abandonemos nuestra vieja vida para pasar a un nuevo nivel.

DIOS VINO A REACTIVAR EL FUEGO DE LA IGLESIA – Un Lugar para el Encuentro con Jesús es una iglesia de fuego. Nuestros pensamientos son los que nos hacen elegir el camino o la senda por donde vamos a ir y esto puede ser bueno o malo.

Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.
Proverbios 3:6

DIOS ALLANARÁ NUESTRAS SENDAS – Dios no busca a los mejores, sino que busca a obedientes y a los que pertenecen. Nuestros pensamientos son los que nos hacen elegir el camino o la senda por donde vamos a ir y esto puede ser bueno o malo. Dios va a enderezar nuestros caminos para lo que viene.

Pues, aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas.
2 Corintios 10:3-4

ES TIEMPO DE VOLVER A LA PALABRA DE DIOS – Llevemos cautivo nuestros pensamientos y nuestra carpa a la obediencia a Dios, porque los límites de la palabra de Dios son lo único que cambiara nuestras vidas. Dios te da límites para que nunca tengas límites. Movernos en los límites nos hace victoriosos, sobrenaturales y poderosos. Es tiempo de volver a la Palabra de Dios.

JESÚS SE MOVIÓ EN EQUIPO – Dios nos está enseñando a trabajar en equipo. Jesús se movió con su equipo y Dios llevó a Abraham a formar a un equipo. Dios nos lleva a trabajar como equipo, por eso no debemos pensar como individuos sino como cuerpo. No nos olvidemos de Dios sirviendo a Dios.

DEBEMOS VOLVER A LAS FUENTES.

EL PROBLEMA ESTÁ EN NUESTRO INTERIOR – El diablo no es quien nos detiene o impide que cumplamos el propósito de Dios, sino que son nuestros pensamientos negativos, pecados inmundos de los que tenemos que ser libres, malas decisiones, entre otras. Es tiempo de salir de lo que nos ata y vamos a renunciar a nuestro pasado porque se viene algo poderoso de parte de Dios. Cambiemos nuestra manera de pensar.

HAY UNA TEMPORADA PARA NUESTRO MINISTERIO – En lo profético ya es realidad, pero llegó el momento en el que nuestro tiempo se une con el tiempo de Dios. Todo lo de Dios tiene un tiempo. Esta es una nueva temporada profética en la que Dios nos introdujo en la temporada de Elim. En estos años, estuvimos atravesando un tiempo de proceso donde Dios nos preparó para entrar a esta nueva temporada: la temporada de Elim.

LA DEPENDENCIA ABSOLUTA TIENE QUE SER CON DIOS - El pueblo de Dios estaba atravesando distintos periodos hacia el destino profético y el cumplimiento de la palabra. En esos tiempos el objetivo era depender de Dios. Para que nos vaya bien tenemos que depender totalmente de Dios, si no lo hacemos no tenemos dirección. Tenemos que dejar que Dios se meta en mis asuntos y meternos dentro de los asuntos de Dios.

TENEMOS QUE SEGUIR LA DIRECCIÓN DE DIOS EN NUESTRO MINISTERIO PARA SABER HACIA DONDE TENEMOS QUE IR.

¿QUÉ ES ELIM? – Es la temporada o el tiempo de reposo. EL pueblo venía de las aguas de Mara en el desierto, que es el tiempo donde Dios nos prepara, donde vemos el mover de Dios, pero hay cosas que debemos cambiar. Es cuando llegamos al Señor con amargura y Él cambia esas aguas amargas en dulces, nos da una vida nueva con nuevas oportunidades. Entramos a una temporada de reposo y que es un oasis en las problemáticas que estamos pasando. Dios nos introduce en su tiempo y en su mover, donde la dependencia con el Espíritu Santo trae abundancia. Dios nos da vida y abundancia para hacer Elim a nuestras generaciones. Es la reserva de Dios para este tiempo hasta que Jesús vuelva.

Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.
Éxodo 15:27

Salieron de Mara y vinieron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí.
Éxodo 33:9

DOCE Y SETENTA SON DISCÍPULOS PARA TRANSFORMAR NUESTRO ENTORNO CON EL PODER DEL ESPÍRITU SANTO.

LOS NÚMEROS 12 Y 70 SON PROFÉTICOS – El 12 y el 70 son número que Dios llama proféticos y dentro de la visión que Dios nos dio significan los siguiente:

  • 12 (Doce): Es número de GOBIERNO. Dios tuvo a sus doce discípulos. Doce discípulos para tomar Gobierno para cambiar y transformar todo el entorno. No son armas ni estrategias de este mundo, sino poder de Dios para transformación de naciones. Dios le entregó este poder a la iglesia para gobernar.
  • 70 (Setenta): Habla de DISCÍPULOS.

 

JESÚS ESCOGIÓ A DOCE DISCÍPULOS

Habiendo reunido a sus doce discípulos, les dio poder y autoridad sobre todos los demonios, y para sanar enfermedades.
Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos.
San Lucas 9:1-2

JESÚS LE DIO PODER A SUS DOCE DISCÍPULOS PARA HACER LA TAREA – Los discípulos de Jesús recibieron el poder y la autoridad para predicar, sanar enfermos y llevar la paz a cada casa (Casas de Paz).

CADA UNOS DE LOS DOCE DISCÍPULOS ERA UN MANANTIAL – Los doce manantiales son los doce discípulos que están en conexión con el Espíritu Santo que es la fuente verdadera de vida. Cuando uno está lleno del Espíritu Santo puede bendecir a todos. El Espíritu Santo nos transciende.  

El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
San Juan 7:38

LLEGÓ EL TIEMPO DE ELÍM Y DIOS NOS TRANSFORMA EN FUENTES DE MANANTIALES – Llegó el tiempo de dejarnos transformar por Dios para ganar las calles y predicar el evangelio. La propiedad del manantial es brotar del interior. Las transformaciones no se realizan y las multitudes no vienen con palabras humanas, sino que eso ocurre cuando comulgamos con Dios y con el Espíritu Santo. El manantial que está dentro nuestro es el que va a hacer la diferencia.

DIOS TRANSFORMAR UN DESIERTO EN UN PARAÍSO.

JESÚS ESCOGIÓ A OTROS SETENTA Y DOS DISCÍPULOS

Después el Señor escogió a otros setenta y dos discípulos y los envió de dos en dos delante de él a todas las ciudades y los lugares que tenía pensado visitar. Y les dio las siguientes instrucciones: «La cosecha es grande, pero los obreros son pocos. Así que oren al Señor que está a cargo de la cosecha; pídanle que envíe más obreros a sus campos.
San Lucas 10:1-2

CUANDO HAY GOBIERNO Y AUTORIDAD EN LA CASA LOS DISCÍPULOS SE ORDENAN – Hay discípulos que tienen mayor responsabilidad que tienen que ordenar y están los 70 discípulos que van a ir de dos en dos a donde Jesús nos va a adelantar.

DIOS SE ESTÁ ADELANTÁNDONOS A NOSOTROS – Dios se nos está adelantado y nosotros debemos correr como manantiales hacia Él. Dios está yendo antes a la calle donde nos vamos a cruzar con alguien o está llegando antes a la Casa de Paz.

DIOS NOS ENVÍA, PERO ÉL SIEMPRE LLEGARÁ PRIMERO AL LUGAR A DONDE NOS ENVIÓ.

LOS SETENTA DISCÍPULOS SON PALMERAS – Los 70 son un equipo indestructible y Dios los envió porque es abundante la cosecha. Hay mucha necesidad de Dios y la gente está esperando manantiales. La cosecha es abundante, es por eso que necesitamos multitud de equipos para cubrir a todas esas personas. Dios nos saca del lugar en el que estábamos, nos prepara, nos pone en un equipo y nos introducirá en lugares de eminencia para ser usados como manantial para otras personas.

LOS SETENTA ES LA IGLESIA METIÉNDOSE EN LA SOCIEDAD EN LOS LUGARES DONDE HAY NECESIDAD.

EL PLAN DE DIOS ES SALVAR FAMILIAS – Dios quiere salvar a las familias de la destrucción de este mundo, es por eso que trae abundancia. Los setenta y dos tienen autoridad para someter a los demonios. Es el plan de Dios transformar familias.

Mientras tanto, se habían reunido millares de personas, tantas que se atropellaban unas a otras.
San Lucas 12:1 a

HAY UNA COSECHA TAN GRANDE QUE HAY QUE LEVANTAR – Los 12 y los 70 dependiendo de Dios son fundamentales porque hay una gran cosecha que levantar. Las multitudes vienen de los 12 y los 70 dependiendo de Dios.

LOS DOCE MANANTIALES SON AGUAS QUE:

  • Sanan.
  • Liberan.
  • Tienen la misma esencia de Dios.

 

El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano.
Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán.
Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes,
Para anunciar que Jehová mi fortaleza es recto, Y que en él no hay injusticia.
Salmo 92:12-15

LOS SETANTA Y DOS SON PALMERAS – Los setenta y dos serán trasplantados al huerto del Señor. La palmera es un árbol que tiene las siguientes características:

  • ALTO Y FUERTE – Son árboles altos y capaces de soportar fuertes vientos sin ser arrancados. El diablo no podrá contra nosotros, porque estamos firmes en la roca.
  • CON RAÍCES PROFUNDAS - La palmera se sostiene en toda época del año, porque sus raíces son de igual de profundas que su altura.
  • BUSCA AGUA DE MANANTIALES – Las raíces de las palmeras crecen hasta encontrar agua de los manantiales en medio del desierto.
  • BUSCA LA ROCA – La roca es Jesucristo. La palmera busca la roca y se hace uno. Nuestro fundamento es Jesús que es la verdad y nadie podrá derrotarnos.
  • VIVE ENTRE 100 Y 200 AÑOS.
  • PROSPERA DONDE OTROS NO LO HACEN – El que está plantado en Dios va a prosperar, tener bendiciones y largura de días.

 

TENEMOS QUE PERMANCER EN EL LUGAR DONDE DIOS NOS PUSO – Dios nos puso en este Ministerio y debemos permanecer, a pesar de las pruebas y que el diablo quiera doblegarnos.  Dios nos llamó porque sabe que dependemos de Él.

NO HAY INFIERNO QUE NOS PUEDA DOBLEGAR PARA LOS QUE DEPENDEMOS DE DIOS.

LAS TEMPESTADES NOS HACEN EJERCITAR NUESTRA FE – El diablo quiere vernos muerto, pero cuando uno es dependiente de Dios empieza a ejercitar la fe y eso nos mantiene vivos porque dependemos de la roca.

SOMOS EL MANANTIAL DE DIOS Y SOMOS PALMERAS PLANTADAS EN LA CASA DE DIOS QUE NO NOS PODRÁN VENCER.

TENEMOS QUE TENER OÍDOS PARA ESCUCHAR LA VOZ DE DIOS – No debemos movernos por lo que otros nos dicen. Nuestros oídos deben estar para escuchar a Dios, no a las personas, salvo sus necesidades para estar orando.

Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, sino que en la ley del Señor se deleita,
    y día y noche medita en ella. Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!
Salmo 1:1-3

TENGAMOS CUIDADO A QUIENES ESCUCHAMOS – No debemos ir por el camino de los pecadores ni con los que se burlan de Dios. No menospreciemos en lugar en donde nos puso Dios.

TENGAMOS RELACIÓN CON DIOS – Tenemos que tener comunión con el Espíritu Santo para ser manantiales y fuertes como palmeras.

TODO LO QUE HAGAMOS ESTARÁ BIEN -  Prosperaremos y nos irá bien en todo lo que hagamos cuando meditamos en la palabra de Dios, llenarnos del Espíritu Santo y hacer lo que Dios nos manda. Entonces, así, todo lo que hagamos estará bien y prosperaremos.

Así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.
Isaías 55:11

LAS PALABRAS QUE NOS DIERON SE CUMPLIRÁN SIEMPRE – Debemos mantenernos firmen en Dios, porque habrá tempestades, pero no nos derribarán y lo que Dios nos prometió se cumplirá. Sigamos trabajando por otros, porque Dios cumplirá cada una de nuestras palabras. No seamos espectadores, porque Dios aceleró los tiempos, nos transforma en una fuente de manantiales y con la fuerza de las palmeras para que tengamos fruto.

Ministerio Un Lugar para el Encuentro con Jesús llegó el tiempo de Elim, el reloj de Dios se puso en marcha, somos una iglesia que tiene su fuente en el Espíritu Santo y la fuerza para alcanzar a los millares que Dios nos prometió. Oremos por los obreros, porque la cosecha será mucha.

Todas las palabras se cumplirán y ninguna caerá por tierra.

Este es nuestro tiempo.

DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
DSC
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG
IMG

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3