Dios Dice: “Abriré Caminos En Tus Desiertos”

No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.
He aquí que yo hago cosa nueva; pronto saldrá a luz; ¿no la conoceréis? Otra vez abriré camino en el desierto, y ríos en la soledad.
Las fieras del campo me honrarán, los chacales y los pollos del avestruz; porque daré aguas en el desierto, ríos en la soledad, para que beba mi pueblo, mi escogido.
Isaías 43:18-20 (RVR 1960)

Pero olvida todo eso; no es nada comparado con lo que voy a hacer.
Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves?
Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía.
Los animales salvajes de los campos me darán las gracias, y también los chacales y los búhos, por darles agua en el desierto. Sí, haré ríos en la tierra árida y baldía,
    para que mi pueblo escogido pueda refrescarse.
Isaías 43:18-20 (NTV)

DIOS NOS PIDE DOS COSAS A SUS HIJOS

NO VOLVAMOS AL PASADO – Nuestra mente se mueve en tres tiempos:

  • PASADO – Nos lleva a la angustia y al dolor de lo que ya sucedió.
  • PRESENTE – Es lo que vivimos hoy.
  • FUTURO –  Nos lleva a la ansiedad y a la angustia de lo que está por venir.

 

NO TENGAMOS TEMOR – Dios nos lo aclara 365 veces en la Biblia.

HAY COSAS QUE DEPENDEN DE NOSOTROS

OLVIDAR DEPENDE DE NOSOTROS – Olvidar es una decisión personal, no es una emoción. ¿Cuesta? Claro que sí. Esto tiene mucho que ver con nuestras redes neuronales y los procesos de nuestra mente. El cerebro siempre nos va a recordar los malos momentos que vivimos en el pasado, a través de situaciones que estamos pasando. Asociamos lo que pensamos con nuestros sentimientos y emociones.

ES MI DECISIÓN SALIR DEL PASADO, DESHACER TODO MAL RECUERDO Y LAS MALAS EMOCIONES.

NO TRAIGAMOS LAS COSAS ANTIGUAS – No vivamos las cosas que vivimos como si fuera hoy. No vivir arraigados a lo malo es una determinación.

DICISIÓN + DETERMINACIÓN = CAMBIARÁ NUESTRA VIDA.

Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, Y sobre tus caminos resplandecerá luz.
Job 22:28

VIENEN TIEMPO DE LUZ SOBRE NUESTRA VIDA – Si nos determinamos a abandonar nuestro pasado vendrá luz a nuestros caminos y terminará la etapa de tinieblas sobre nosotros.

EL PASADO ES UN LUGAR – No debemos vivir en donde el diablo quiere que viva. Cuando no salimos del pasado, el diablo gobierna nuestra vida.

SI HACEMOS NUESTRA PARTE DIOS CUMPLIRÁ CON LA SUYA

DIOS HARÁ COSAS NUEVAS EN NOSOTROS – Dios está a punto de hacer algo nuevo, pero si continuamos en el pasado no podremos hacer y conseguir nada nuevo. Debemos mudarnos del pasado para vivir en el actual momento de la gloria de Dios. Lo que Dios dice que hará no está hecho aún para nosotros, pero si está hecho para Dios, porque Él ya hizo todas las cosas.

TENEMOS QUE TENER LA ACTITUD CORRECTA – La actitud es cuando a la decisión y a la determinación le agregamos acción. Lo que determinemos y decidamos si no lo llevamos a la práctica solo queda en una idea que no produce ningún cambio.

DIOS NO HABLA DEL PRESENTE – Dios nos dice que lo que prometió ya lo hizo hoy. Cuando Dios dice que algo lo está haciendo ahora (en el presente) es porque el pasado ya no existe, es decir, dejamos el pasado y nos decidimos a hacer una cosa y concretarla.

DIOS ABRE UN NUEVO CAMINO EN EL DESIERTO Y HARÁ RÍOS

DIOS NOS PIDE QUE ABRAMOS NUESTRO CORAZÓN – Dios quiere sacarnos del dolor que traemos del pasado y que es necesario que abramos nuestro corazón para que salgo y seamos libres.

DESIERTO

Es nuestro lugar de dolor, frustración, angustia y soledad. Es cuando todo lo que planeamos se está por caer. En el original significa sequedad y gente de paso. Es un lugar donde nadie da fruto. Es un territorio estéril y es una región que no permite que crezcan cultivos. Es un terreno preparado para que nada ocurra.

DIOS SE METERÁ EN NUESTRO DESIERTO PERSONAL Y HARÁ UN RÍO – A través de ese río vendrán las multitudes a arrodillarse a los pies de Cristo. Dios abrirá ríos en nuestros tiempos más difíciles.

Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de la salvación.
Isaías 12:3

RÍO

Es un concepto bíblico que está asociado a vida eterna. Dios nos dice, aunque estemos perdidos, Él nos rescatará y salvará.

Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero. En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
Apocalipsis 22:1-2

EL RÍO VIEDE DE PARTE DE DIOS - El río de vida viene del trono de Dios y del cordero y va a meterse en nuestro desierto. El Río tiene agua limpia que limpiará nuestras redes neuronales.
El árbol de la vida da doce frutos, hay fruto para cada mes del año para sanidad de las naciones.

EL RÍO DE DIOS ES CONSTANTE – El río de Dios que ingresa en nuestro ser es constante y nos ayudará a disciplinarnos y a terminar con la inconstancia en nuestra vida.

EL RÍO NUNCA SE ACABARÁ - Vienen ríos en nuestro desierto que nadie detendrá y nunca se secará. El rio de Dios trae sanidad, libertad, transformación y su nombre es Jesucristo, el árbol de vida que habita en cada uno de nosotros.

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3