Aunque Intenté Cegarme y Tarparme, Tengo Un Destino De Prosperidad

Y todos los pozos que habían abierto los criados de Abraham su padre en sus días, los filisteos los habían cegado y llenado de tierra.
Entonces dijo Abimelec a Isaac: Apártate de nosotros, porque mucho más poderoso que nosotros te has hecho.
Génesis 26:15-16

DIOS QUIERE PROSPERARNOS EN NUESTROS DONES Y NUESTRA SALUD LOS FILISTEOS SON NUESTROS ENEMIGOS – En este contexto bíblico de la historia que se narra, los Filisteos eran el pueblo enemigo del pueblo de Dios. En la actualidad, nuestro enemigo es Satanás, el diablo, el cual debemos echarlo todos los días de nuestra vida.

Abimelec echó a Isaac a causa de su prosperidad porque se había hecho poderoso producto de su obediencia a Dios. Isaac recibió como herencia en un año, más de lo que el rey de los filisteos había conseguido en toda su vida.

TENEMOS QUE TENER AUTORIDAD PARA ECHAR AL DIABLO – Somos hijos de Dios, los cuales somos muy bendecidos, por eso debemos tener cuidado si somos enriquecidos por Dios, porque el diablo va a venir a perseguirnos y quitarnos lo que recibimos. Cuando tenemos autoridad en Dios, producto de nuestra obediencia, el diablo no tiene lugar en nuestra vida.

DIOS HACE DIFERENCIAS CON SUS HIJOS

¿POR QUÉ ISAAC SE HIZO TAN PODEROSO?

1 LOGRÓ TRIUNFAR EN UNA TIERRA DONDE NADIE HABÍA TRIUNFADO HASTA ESE DÍA
Cuando Dios me envía a un lugar, no debo averiguar si a la gente le fue bien o mal, porque Él me va a mandar a un lugar donde seremos prosperados. Hay tierras benditas y malditas, pero hay tierras donde nos enviará Dios que será bendita solo por nuestra obediencia.

2 TUVO ÉXITO EN UN LUGAR DONDE NADIE HABÍA TENIDO ÉXITO
El éxito lo acompañó a Isaac, el hijo de Abraham, porque entendió que había un destino donde él estaba parado. Hay lugares donde son nuestro destino y en él nunca nos puede ir mal. Nos irá bien porque estaremos parados donde nos irá bien, porque escuchamos la voz de Dios y obedecimos. No todos los lugares son iguales, hay sitios que son nuestro destino y ese es el lugar de bendición donde nunca nos podrá ir mal. La palabra éxito la podremos cambiar por la palabra unción e Isaac tuvo unción en la tierra del enemigo, se llenó del Espíritu Santo y lo que tocaba era exitoso. Lo tremendo de la unción es que mi obediencia la aumenta, porque Isaac aumentó la unción que recibió de su padre por su obediencia. Nuestra obediencia carga la unción que ya traemos.

3 ISAAC CUMPLIÓ SU LLAMADO
Isaac estaba cumpliendo su llamado y eso lo prosperó, lo hizo crecer y multiplicarse. ¿Por qué nos cuesta cumplir el llamado de Dios? Es porque suplimos el supremo llamamiento de Dios por otras cosas. El llamado es lo que nos hace distintos al resto de los humanos en este mundo. Estamos en un tiempo de Dios, a causa de nuestra oración y clamor, en el que quiere darnos aquello que, por mucho tiempo, estaba dispuesto para nosotros. De nuestro interior correrán ríos de agua viva.

ABRAHAM RECIBIÓ LA PRIMERA BENDICIÓN DE LAS TRES GENERACIONES – Abraham había abierto pozos en ese tiempo y el agua era vital; si no había agua, la tierra era estéril. El agua significaba, en ese tiempo, el mayor tesoro para mantener viva a su familia y su ganado. Pero a través de estos pozos que abrió, bendijo a sus próximas generaciones.

A VECES DIOS NO NOS PERMITE HACER CIERTAS COSAS – Cuando Dios no nos permite cumplir ciertos objetivos es porque tiene cosas mejores para nosotros, por eso estemos atentos a su voz.

LA ESTRATEGIA DE LOS FILISTEOS TENÍA DOS OBJETIVOS LOS FILISTEOS HICIERON DOS COSAS – Si bien en ese momento lo hicieron contra Abraham, el
diablo sigue usando las mismas estrategias para robarnos la bendición en la actualidad. El enemigo nunca cambia sus estrategias. Estas dos acciones hechas por los Filisteos estuvieron guiadas por el diablo.

1 CEGARON LOS POZOS
Los filisteos inhabilitaron los pozos que hizo Abraham. Cegado significa que no podemos ver los pozos porque fueron inhabilitados y no alcanzamos a ver que hay en su interior. En el hebreo significa ocultar a nuestros ojos, en este caso los pozos, para no poder ver el lugar de bendición. Tenemos que ser libres de esta maldición, porque Dios vino a traer libertad a los cautivos. El enemigo quiere que no veamos la bendición, pero si quiere que veamos lo que no pudimos lograr o alcanzar; él quiere que solo observemos nuestras frustraciones. Cuando el diablo nos ciega nos quita parte de la palabra de Dios y nuestra fe se empieza a apagar. No aceptemos más esta mentira del enemigo, porque todo lo que vamos a hacer será acompañado por Dios.

2 TAPARON LOS POZOS
Una vez que cegaron los pozos, los filisteos taparon los pozos de Abraham. Dios nos llamó a destapar los pozos de bendición. Una vez que sabemos que hay pozos tapados de bendición en nuestra vida es nuestra decisión destaparlos o no. Hoy nuestros ojos son abiertos, somos sensibles a la voz de Dios y en oración Dios nos indicará donde está la prosperidad. Esto se tiene que dar en el contexto del cumplimiento de nuestro llamado, porque no podemos recibir la bendición desde afuera. El enemigo ha intentado que no veamos la bendición que viene sobre nosotros a través del llamado. El diablo quiere impedir nuestra prosperidad. Ejemplo: si no creemos en la sanidad sobrenatural, jamás lo podremos ver y recibir. El diablo apunta a nuestro llamado para no cumplirlo y no llegar a nuestro propósito (somos propósitos en un cuerpo humano), porque sabe que su tiempo está terminado. Cuando dejamos nuestro llamado nos comenzamos a secarnos en nuestro pozo interior. Es el tiempo de destapar pozos y desatar el último avivamiento de este mundo.

TENEMOS QUE SEGUIR LAS HUELLAS DEL SEÑOR – Tenemos que seguir el camino de Dios y caminar sobre las huellas donde Jesús pisó. Esta es la manera en la que cumpliremos el propósito de Dios en nuestra vida.

EL DIABLO QUIERE GUARDAR Y CAJONEAR NUESTROS SUEÑOS – El enemigo quiere cajonear nuestro llamado y nos quiere convencer que no podemos hacerlo, que no vamos a llegar y que no tendremos los medios suficientes para alcanzar lo que Dios tiene para nosotros.

HAY POZOS CON MI NOMBRE – Estos pozos son una bendición para nuestra vida. Muchas veces creemos que, producto de nuestros pensamientos humanos y con los que fuimos formados fuera de Dios, esos pozos no son para nosotros, porque recibimos primeramente lo del diablo. Muchas veces nos ponen nombres que nos marcan, pero Dios nos cambia ese nombre.

TRES COSAS QUE HARÁN QUE EL VIENTO SOPLE A NUESTRO FAVOR Y TRAIGA LA BENDICIÓN
Hay tres cosas que pueden hacer que el viento esté a nuestro favor. Aunque todo sea contrario y la bendición esté escondida, nosotros somos descubridores de bendiciones. El lugar al que nos lleva Dios requiere de tres cosas:

1 TENEMOS QUE ASEGURARNOS QUE CUANDO DAMOS UN PASO ES PORQUE DIOS NOS ESTA LLEVANDO A DARLO
Isaac escuchó la voz de Dios y lo obedeció. ¿Muchas veces creímos que dimos un paso pensando que Dios nos lo indicó? Se acabó ese tiempo, porque vamos a escuchar más la voz de Dios. Es por esta razón, que debemos dar un paso luego de que Dios lo haya dado antes, por eso tenemos que saber dónde Dios está actuando.

2 DEBEMOS MOVERNOS, SIEMPRE, EN OBEDIENCIA
La obediencia siempre le gana a cualquiera. Tenemos que obedecer a Dios en todo.

3 DEBEMOS VIVIR EN SANTIDAD
Al estar en santidad, nunca nos podrá ir mal. Isaac siempre obedeció y permitió que Dios examinara su corazón. Una vez que Dios vio que Isaac estaba en santidad, ese fue el momento en el que lo habilitó para recibir la bendición.

Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová. Isaías 54:17

NUNCA MÁS EL ENEMIGO PROSPERARÁ CONTRA NOSOTROS – Cumpliendo estas tres características que tuvo Isaac, nunca más un arma forjada del enemigo podrá prosperar en contra de nosotros, los hijos de Dios. Ahora los que prosperaran, seremos nosotros.

VEREMOS LOS POZOS DE BENDICIÓN – Estos pozos se ven en el espíritu. Los pozos que no vemos hoy es porque fueron cegados con palabras contrarias a nosotros, por eso debemos derribarlas de nuestra vida.

DIOS VINO A DESTAPAR NUESTROS POZOS – El enemigo vino a tapar nuestras bendiciones, pero Dios los destapará, pero antes nos mostrará quienes somos. La bendición está detrás de aquello en lo que nos cansamos de perseguir. Dios nos está sacando el velo de lo que el enemigo no quiere que veamos de nosotros y lo pone delante de nuestros ojos, pero es importante que tomemos la decisión de que Dios lo haga. Se acabó el tiempo los pozos cegados y tapados en nuestra vida.

PREDICAS DE NUESTRO PASTOR

Video 1
Video 2
Video 3