Testimonios Jóvenes

 

Agustin y Rodrigo

Agustin y Rodrigo

Testimonio de Crecimiento Personal

Desde que conocieron a Dios, El comenzó a restaurar su relación de hermanos. Fueron sanos de heridas que habían surgido durante su infancia. A Agus antes le iba muy mal en el colegio y tenía muy mala relación con todos. Este año no se llevó ninguna materia y Rodri se recibió de técnico en electrónica.

Santi

Testimonio de Sanidad y Restauración

Santi vivía en una depresión muy profunda, llegando al punto de hacerse daño y tener que pasar por diversos tratamientos. Hace poco más de un año conoció a Jesús y su vida dio vuelco. Hoy comparte su testimonio y el mensaje de salvación. En este tiempo salió con sus amigos a evangelizar y sintió en su corazón orar por un chico que tenía fuertes dolores en su mano. Santi oró por él y el chico fue sano.

Santi
Milagros

Milagros

Testimonio de Provisión

Milagros, siendo muy joven aun, este año pudo mudarse y Dios se encargó de que en su casa nada le falte. Además, ella tenía un trabajo de muchas horas en el cual le pagaban poco y estaba en negro. Hoy disfruta de un nuevo trabajo, de menos horas, mejor pago y en blanco.

Andrea

Testimonio de Avance

Andrea tenía que rendir dos para terminar el secundario. Ella sentía que no iba a poder, que esas materias eran un gigante en su vida. Se preparó junto con la Fundación Haciendo Proezas y fue a rendir con el respaldo de Dios. Aprobó ambas materias y hoy goza de su título secundario.

Andrea
Eze

Eze

Testimonio de Perseverancia y Respaldo de Dios

Eze había comenzado un curso de inglés hace muchos años y en el transcurso repitió un año y quería abandonarlo. Con la ayuda de Dios, decidió perseverar y continuar con todos sus estudios. Hoy está recibido y también es programador junior. Terminó el año escolar con el segundo mejor promedio y fue elegido escolta.

Carla

Testimonio de Paternidad de Dios

Carla se había alejado de Dios a los 12 años, pero durante los 7 siguientes El no se cansó de buscarla como al hijo pródigo. Ella tenía problemas de vicios y muy mala relación con su padre. Dios sanó su corazón y ahora Carla conoce de la paternidad de Dios. Este año pudo alcanzar la meta de abrir su Casa de Paz, cumpliendo el anhelo de su corazón.

Carla
Kenia

Kenia

Testimonio de Provisión

Kenia no tenía un lugar fijo en dónde vivir ella sola. Dios le proveyó un hogar a un precio muy bajo, incluso más bajo del que le habían presupuestado originalmente. Además, este año pudo abrir su Casa de Paz.