Testimonios

Micaela

Micaela

Testimonio De Sanidad

A Micaela le habían cerrado la puerta del auto en la mano y el dedo anular de la mano derecha había quedado torcido. Durante la reunión se lanzó una palabra de sanidad sobre enderezamiento de huesos e inmediatamente su dedo se enderezó.

Cristian

Testimonio de Sanidad Y Libertad

Cristian tenía un dolor muscular desde hace mucho tiempo sobre sus hombros, que hasta incluso le generaba mareos. Hoy ya no sufre dolor alguno ni carga sobre sus hombros.

Cristian
Federico

Federico

Testimonio De Sanidad

Llegó con el abdomen muy hinchado y dolorido, sufría intensas puntadas y durante la reunión fue completamente sano y ya no padece ningún dolor.

Valeria

Testimonio De Sanidad Y Restauración

Ella llegó con intensos dolores de huesos, mayormente en su columna. Durante el Encuentro de Sanidad, oraron por ella y dejo de padecer dolores. Además pudo identificar patrones de conducta que estaba repitiendo de su madre, y que se manifestaban en reprensiones muy duras hacia su hija; esto a su vez le generaba dolor en su corazón. Durante el encuentro pudo perdonar a su mamá y todo dolor se fue. Ahora es libre para tener un trato diferente con su hija.

Valeria
Cristina

Cristina

Testimonio De Sanidad

Durante una reunión de los jueves, se soltó una palabra de sanidad sobre las vías respiratorias. Ella tenía un diagnostico de enfisema pulmonar y luego del Jueves comenzó a notar que podía hacer cosas que antes se veía imposibilitada. Ya no se agita al realizar actividad física y ya no le falta el aire.

Ana María

Testimonio De Sanidad

Ana María tenía un diagnostico de enfisema pulmonar y tenía que recurrir al uso de paff diariamente. El jueves durante la reunión fue sana y ya no necesita usar el paff.
Además tenía un diagnóstico de artrosis, enfermedad que le generaba intensos dolores en las rodillas. Hoy ya no sufre ningún tipo de dolor y es sana para la gloria de Dios.

Ana María
Ezequiel

Ezequiel

Testimonio De Cumplimiento Y Promoción

Durante la última reunión de domingo recibió una palabra de bendición en el área laboral y que iba a ser un trabajo de pocas horas. Esta semana lo tomaron para realizar una pasantía relacionada a su área de estudio. Además, cuando el periodo de pasantía se termine le dijeron que iban a efectivizarlo y que sólo trabajaría siete horas cuando la mayoría de los trabajos son de nueve.
¡Dios es fiel!