Testimonios de Poder, Sanidad y Prosperidad

Soledad y Patricia

Soledad y Patricia

Testimonio de Prosperidad

Ellas tienen un emprendimiento de ropa y zapatos femeninos, mientras preparaban el diezmo sintieron en su corazón que tenían que dar el doble de Diezmo. Esa semana sus ventas se duplicaron. Dios las sorprendió porque no tuvieron que esperar al día en el que ellas vendían, sino que se comunicaban con ellas para comprarles durante toda la semana.

¡Dios nos da la riqueza para extender el reino a todos los hogares!

Tenemos una generación de adolescentes que, si obedece a Dios, Dios abrirá puertas.

Micaela

Testimonio de Sanidad

Su pequeño hijo tenía un brote desde hace unos días. Durante una de las reuniones se lanzó una palabra de sanidad en base a la problemática por la que estaba pasando el niño. Ella la creyó y al instante su hijo recibió la sanidad.

¡Creé en Dios! ¡Él quiere sanarte!

Micaela
Elba

Elba

Testimonio de Prosperidad

Cuando Elba comenzó a venir a la iglesia trabajaba 12 horas y de noche, situación que le imposibilitaba venir a las actividades de la iglesia. Le dieron una palabra que la instaba a poner orden en todas las cosas para que Dios pueda bendecirla. Continuó orando en su célula. Ella obedeció, se ordenó y Dios fue fiel: le redujeron el horario y los días de trabajo. Ella oró a Dios y se animó a pedirle a su jefe un cambio de horario, halló gracia del Señor y ahora no se pierde de ningún culto.

¡En el orden Dios bendice!

Johana

Testimonio de Prosperidad

Johana tenía ingresos que no le eran suficientes para cubrir sus necesidades, pero ella oró y tomó las palabras de prosperidad que se fueron dando en las reuniones y Dios la bendijo con un 50% de aumento en sus ingresos.

¡Dios bendice a aquellos que le creen y lo obedecen!

Johana
Gastón

Gastón

Testimonio de Prosperidad

Hace un tiempo fue lanzada una palabra de prosperidad sobre él en una de las reuniones, la creyó y durante esa semana lo ascendieron y su ingreso fue duplicado. ¡Creé en la Palabra de Dios! ¡Él es fiel!

Andrea

Testimonio de Prosperidad

Andrea cambió de trabajo y necesitaba 24 ventas para recibir una comisión. Durante ese tiempo ella estaba siendo capacitada para el trabajo no logró esa meta por una cuestión de tiempos. Aún así, realizó 22 ventas y, por su esfuerzo, decidieron darle esa comisión.

¡Dios es fiel y nos capacita para tener éxito en todo lo que emprendamos!

Andrea
Oscar

Oscar

Testimonio de Prosperidad

Oscar estuvo juntando el dinero para comprase unos zapatos, pero no encontró los que él quería. Dios le pidió que siembre ese monto y él lo hizo. Cuando fue a revisar el depósito de su sueldo le habían depositado 5 veces más de lo que él había ofrendado.

¡Oír la voz de Dios y ser obediente desata la bendición!