Testimonios de Sanidad y Prosperidad

Santiago

Santiago

Testimonio de Sanidad

Durante una jornada de trabajo se soltó la cabeza de una maza golpeándolo en su mano. Los médicos decían que era una fisura pero sus guías oraron por él en célula y al hacer las radiografías su hueso estaba sano.

¡Dios nos sana cuando lo buscamos a Él!

Adriana

Testimonio de Sanidad

Ella sufrió durante una semana un fuerte dolor en su hombro y cuello, la pastora Mabel Mancini Monti oró por sanidad y en ese momento ella sintió el fuego del Espíritu Santo actuando sobre la zona y quitó el dolor por completo.

¡Oremos por milagros! ¡Él nos responde!

Adriana
Victoria

Victoria

Testimonio de Sanidad

Durante mucho tiempo padeció de sinusitis, que le traían acompañado de fuertes dolores de cabeza que no se iban con la medicación. La pastora soltó durante una reunión una palabra de sanidad sobre todos los que sufrían de esta condición, ella tomó esa palabra y cuando fue al médico al día siguiente le dijeron que no quedaba ningún rastro de la enfermedad.

¡Dios hace milagros cuando tenemos fe en Su palabra! ¡Tené fe! ¡Dios quiere sanarte!

Ester

Testimonio de Sanidad

Durante 12 años tuvo espasmos visuales, una condición que le generaba parálisis en su rostro. Durante el año debía hacerse 4 tratamientos de 12 inyecciones faciales cada uno, pero en el transcurso de este año solo tuvo que recibir una inyección. Esto es una sanidad progresiva, por eso declaramos que Dios completará sobre su vida la obra sanidad que ya comenzó.

¡Dios es fiel!

Ester
Tania

Tania

Testimonio de Prosperidad

Dios dispuso en su corazón hacer una siembra especial, ella fue obediente y en esa misma semana Dios la sorprendió multiplicando el dinero de su cuenta bancaria.

¡Cuando somos obedientes a la voz de Dios Él nos sorprende en sobremanera!

Emmy

Testimonio de Prosperidad

El año pasado sembró por una mejor vivienda, en este año no solo consiguió ese lugar más amplio para vivir junto a su familia, sino que sus jefes le dieron la garantía y le pagan el alquiler.

¡Cuando sembramos bien cosechamos correctamente! ¡Pero cuando lo hacemos en Dios cosechamos en sobreabundancia!

Emmy
Vanesa

Vanesa

Testimonio de Prosperidad

Su esposo quería comprar un auto, ella oró y consiguieron un préstamo con una tasa de intereses muy baja. Al momento de buscar el auto encontraron uno de alta gama que superaba ampliamente lo que ellos podían pagar. Vanesa declaró tal como dice en la Biblia que comprarían a precio de paja para vender a precio de oro y la dueña del auto accedió a vendérselos por el monto que ellos tenían.

¡Dios nos sorprende siempre! ¡Y cumple Su palabra cuando la decretamos!

Somos una iglesia de oración constante y estamos para orar por tu necesidades, por eso si estás necesitando que estemos orando por un problema, situación negativa, enfermedad o cualquier otra cosa escribinos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o llamanos a (011) 4502-2942.